25 de mayo de 2010

SERÁ NENA O SERÁ NENE?



 Hay muchos mitos sobre el sexo del bebé. A la mayoría de los padres lo único que nos importa, a pesar de creer que es una frase hecha, es que nuestro hijo nazca sano, pero muchos padres quieren conocer el sexo del bebé antes de dar a luz. Veamos algunas de las razones:




  • Permite buscar y definir un nombre para tu bebé según su sexo, y desde tu vientre podrías empezar a llamarlo por su nombre.
  • Ayuda, creen muchas personas, a tener una comunicación más estrecha con su pequeño desde antes de nacer.
  • En el último trimestre de tu embarazo ayuda a planear la decoración de la habitación para tu bebé (para niño o niña, según sea el caso) y dejarla lista antes del parto.
  • Permite ir comprando y preparando el ajuar y ropita apropiada según el sexo del bebé.
  • Ayuda a planear mejor eventos como el baby shower (los regalos y la decoración podrán ser más específicos según el sexo de tu bebé) .
  • Permite planificar y estar preparada si optas por la circuncisión en el caso que esperes un niño.


Algunos mitos sobre el sexo del bebé

Son diversas las creencias populares alrededor de predecir el sexo del bebé, y hasta existen pruebas divertidas como la del anillo ensartado en una cadena o la prueba de la aguja pendiendo de un hilo sobre la mano de la embarazada.

Quizás también has escuchado muchos otros mitos con referencia a la forma de la barriga de la embarazada, el color de su orina, los antojos que ha tenido, si le han dado náuseas y hasta qué tan activo se siente al bebé. Otros creen que incluye el día de la concepción y el ‘encuentro amoroso’; si fue en día par o impar, la fase estaba la luna, la postura, el orgasmo y si se dieron baños alcalinos o ácidos etc.


Método científico

Un método que tiene asidero científico se basa en el conocimiento de los días de la ovulación. El conocer tus días fértiles según tus ciclos menstruales (puedes usar nuestro Calendario de Ovulación) es clave ya que el sexo del bebé se determina en el momento de la concepción. Si un espermatozoide Y fecunda al óvulo, se concebirá un niño. Estos espermatozoides Y son más rápidos pero viven menos tiempo que los espermatozoides con cromosoma X (para niña). Por tanto para aumentar las probabilidades de tener un bebé de sexo masculino se debería tener relaciones sexuales el mismo día de la ovulación. Mientras que para buscar tener un bebé de sexo femenino las relaciones sexuales deberían ser de 2 a 3 días antes de la ovulación.

Otros métodos científicos para elegir el sexo del bebé: Técnicas de reproducción asistida (que incluyen separación del semen, selección de embriones, y el método Microsort). Esto son procedimientos que se realizan en casos clínicamente necesarios, con consentimiento de la pareja, para descartar posibles defectos o problemas genéticos relacionados con un sexo en específico ya que por ejemplo hay enfermedades como la hemofilia donde el sexo influye ( la transmiten las mujeres pero la padecen hijos hombres).


Conocer el sexo

Alrededor de la semana 18 del embarazo, una ecografía o sonograma puede mostrar el sexo del bebé, pero los únicos exámenes 100% certeros examinan los cromosomas del feto, por ejemplo, a través de una amniocentesis.

Más allá de si esperas niño o niña, disfruta a tu bebé. Porque es cierto y como lo dijimos antes, lo más importante no es el sexo del bebé sino que sea sano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada